Blogia
Cide Hamete

Hoy: Tango

Decía mi abuelo que el tango eran lamentos de cabrón. Creo que tenía razón, pero qué bien se lamentan algunos. Del que os copio me gusta mucho la versión de Malevaje y, aunque menos ortodoxa, me gusta también el dueto de Búnbury con Calamaro.

CONFESIÓN (Enrique Santos Discépolo / Luis César Amadori)

Fue a conciencia pura que perdí tu amor,
nada más que por salvarte.
Hoy me odias, y yo feliz,
me arrincono pa' llorarte.
El recuerdo que tendrás de mi será horroroso,
me verás siempre golpeándote como un malvao,
y si supieras bien qué generoso,
fue que pagase así,
tu gran amor.

¡Sol de mi vida!
Fui un fracasao,
y en mi caída busqué echarte a un lao,
porque te quise tanto, ¡tanto!,
que en mi rodar, para salvarte,
sólo supe hacerme odiar.

Hoy después de un año atroz te vi pasar,
me mordí pa' no llamarte.
Ibas linda como un sol,
se paraban pa' mirarte.
Yo no sé si el que te tiene así se lo merece,
sólo sé que la miseria cruel que te ofrecí
me justifica el verte hecha una reina,
pues vivirás mejor lejos de mí.

¡Sol de mi vida!
Fui un fracasao,
y en mi caída busqué el echarte a un lao,
porque te quise tanto, ¡tanto!,
que en mi rodar, para salvarte,
sólo supe hacerme odiar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

acróbatas -

Ayyyy, me encanta la versión de Calamaro y Bunbury!!! Bravo!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nevers -

Hay cabrones que ni siquiera saben cantar aunque bien se lamentan, así que sigamos con el tango ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres