Blogia
Cide Hamete

Huevos blancos

Hace unos días, vi como un sobrino de mi hermana se extrañaba al abrir la nevera.

- Mamá, la tía tiene en la nevera huevos marrones

El niño no relacionaba el marrón con los huevos porque en las ilustraciones de sus cuentos infantiles los huevos son blancos.

Yo recuerdo que en mi infancia los huevos eran blancos. Es más, lo raro era que entre una docena te cayera alguno marrón. Ahora no sabría decir cuál fue el último huevo blanco que he visto. Puede que haga años que no veo uno. Sé que es un tema trivial, pero llevaba varias semanas dándole vueltas al tema. ¿Será por los piensos industriales que ahora los huevos no son blancos? Claro, la comida no es lo que era.

Pero me he enterado que no, que el misterio reside en la raza de las gallinas. Por lo visto la raza que se ha impuesto por ser más fácil de criar da los huevos marrones. Una de estas gallinas cuesta a lo sumo 6 €. Por contra, las gallinas ponedoras tradicionales pueden costar varias veces más e incluso tienes que pedirlas ex-profeso. En un mundo industrial que se rige por la relación beneficios-costes, estamos abocados a no volver a comer huevos blancos.

¡Qué nostalgia me da pensar en huevos de color blanco! ¡Cómo olía la cocina de mi madre! ¡Cómo eran las tortillas de mi infancia! ¡Qué bizcochos! Recuerdo que en aquella época una rebanada de margarina era un manjar, y el día que había torrijas era una fiesta. A ver quién le da ahora una rebanada de margarina a un crío. Por eso me emociona que un niño pequeño se extrañe de algo que se ha convertido en habitual sin que nos demos cuenta.

Está bien que no demos por normal aquello que es habitual, nos puede hacer pensar en como hacer mejor las cosas. Yendo a casos concretos, no porque sea habitual debemos ver como normal que los cargos públicos se llenen los bolsillos, o que cada vez que hay puente mueran un montón de personas en la carretera. Eso no es normal.

Pienso en lo bien construido que está el lenguaje: la palabra "habitual" tiene una raíz común con el término "hábito", y la palabra "normal" con el vocablo "norma".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Cide -

Qué distintas son las cosas de un sitio a otro.

¡Viva Chile!

alien -

soy de una país extranjero, donde en mi infancia los huevos de color eran más caros que los huevos blancos. los niños nos peleabamos por un huevo de color hasta que tuvimos edad para saber que mamá compraba huevos blancos, que eran los baratos, y los dejaba toda la noche remojando en te para satisfacer por la mañana nuestros sueños d e"niños ricos". Ese país es largo y angosto, entre el el pacífico y los andes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Athe -

Pues sí, es una lástima..pero algo bueno tendrán estos tiempos que otros añoraran mañana.

P.D. No creas puedo ser tan imbécil como muchos, las últimas 48 horas son una prueba.

Javier -

Es cierto que ya no se encuentran huevos blancos. Tampoco se dan rebanadas de margarina a los niños, ni los bares suelen tener bocadillos de tortilla de chorizo o escabeche servidos en pan de barra como único remedio para calmar el hambre. Pero bueno, siempre nos quedará el Bonanza...

Nevers -

Aunque hoy sólo se encuentren huevos marrones, la cocina puede oler igual que entonces y maravillarse chicos y grandes.Sólo se necesita ponerle lo que ponía la protagonista de "Como agua para chocolate" .
(receta en el interior)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres