Blogia
Cide Hamete

no tengo ganas

Esta especie de lunes ha despertado sin ganas. Ayer tuve un mal día. Hice muchos nervios durante todo el día y no sabía por donde tirar el cuerpo.

Por la noche me senté al teclado, pero no supe qué escribir. Tampoco hoy tengo ganas de escribir, pero tampoco quiero dejar que el blog se muera de inanición. Supongo que el calor, el ver que existe un mundo fuera y no siempre puedo disfrutarlo, me alteran. Me siento preso de mi propia vida, pero al fin y al cabo muy pocas personas pueden elegir cómo quieren que sea su vida. Quiero decir, que tampoco me siento un ser desafortunado.

En fin, que hoy comienza una nueva semana, y mañana quizá tenga más tranquilidad y más ganas para escribir algo que tenga algún interés. Si no, siempre puedo tirar de artículos viejos y recuperarlos para justificar la existencia de este espacio. Aunque llegará un día en que eso también se acabe como acabó el invierno. Uf, con lo que me ha animado a mí siempre la primavera, ¿Cómo puede ser que me sienta tan apagado? Seamos optimistas, mañana será otro día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Saiph -

Vaya... hace cuánto tiempo ya, ¿no? Es curioso... supongo que todo el mundo siente un extraño rubor cuando lee algo del pasado. Intentamos recordar el sentimiento y a penas nos imaginamos a nosotros mismos tecleando misteriosamente, sin ninguna intención aparente.

Supongo que es un poco tarde, pero que tengas un buen día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nevers -

existe un mundo dentro

acróbatas -

No sabes lo que me he identificado con tus palabras... La primavera es traicionera pero mañana seguro que será un nuevo día... y "Cada día puede ser un gran día, pero hay días más grandes todavía". Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres