Blogia
Cide Hamete

Ámbar

Hoy he pasado el día en la casa de campo en la que vive mi hermana.

Me ha sentado bien el aire libre. Pasear, dar una vuelta en bici, leer mientras la hembra de pastor español que tiene mi hermana me lamía con cariño el codo y la brisa me acariciaba la piel,...

Ámbar, que así se llama la perra, es una delicia. Desde que era un cachorrico me tomó aprecio. La veo menos de lo que quisiera, pero siempre me quedaría con ella horas y horas. Sabe cuando me apetece jugar, si estoy de buen humor, si me encuentro haciendo algo importante, si me voy a pasear o a hacer un recado, si quiero estar solo. Sabe también si estoy triste y trata de animarme con su cara compasiva y su presencia callada y leal. Me pregunto qué tipo de relación habría tenido con ella si yo hubiera sido su dueño.

Es una perra de carácter. Obediente, pero capaz de tomar sus propias decisiones. Si intuye que no debe estar en un sitio, no estará aunque se lo mandes. Y generalmente es mejor no insistirle, porque tendrá sus razones.

Ahora está recién pelada y parece otra cosa. Con el pelo un poco más largo parece realmente un perro pastor. Su forma de andar con carácter, su manera de estar siempre observando,... Me fascina esta perra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

acróbatas -

Seguro que es preciosa... Adoro a los perros, es una debilidad. Besos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres