Blogia
Cide Hamete

La historia de la japonesa y el cartero de Alpartir

Hoy, que he encontrado un hueco en mis quehaceres, me dispongo a cumplir con lo prometido y contar en el blog la historia de la japonesa y el cartero de Alpartir. Vaya por delante que yo únicamente conozco esta historia a partir de la narración que escuché en Radio Zaragoza hace unos cuantos días. He buscado datos en internet, pero sólo he hallado una página . Esta página sólo informa sobre una noticia actual relacionada con la historia de estos personajes. Así pues, si decidís leer esta historia debéis asumir que estará llena de las imprecisiones propias de una historia aprendida de oídas, y contada de memoria.

Me pareció cuando la oí una hermosa historia homérica, o quizá cervantina, ya que me recordó la historia de Zoraida que aparece en el Quijote. Y es que, una vez más me doy cuenta que los libros clásicos se convierten en clásicos porque cuentan algo de la naturaleza humana. Y esta naturaleza es intemporal.

Por otro lado esta historia, para maravillarse, creo que hay que situarla en su época - 1963-, ver lo que suponía ser católico, y la creencia de un pueblo en lo que estaba bien y en lo que estaba mal. Igual que vemos como héroes a los que defendieron Zaragoza en los Sitios, y le damos la importancia justa al hecho de que lo hicieran en nombre de Dios y de la Virgen del Pilar, y esto no desmerece el hecho de que fueran capaces de darlo todo por un ideal de patria y por querer tener su propia identidad. Aunque luego ese ideal se acabara transformando en aclamaciones a la vuelta de Fernando VII y ¡Vivan las caenas!. Pero vaya, los españoles tenemos ese tipo de miserias que son consustanciales a nuestra forma de ser como pueblo. Y es que, por cada Quijote hay 8 ó 9 Sanchos.

En fin, que me enrollo cual persiana y pierdo el hilo de lo que quiero contar. Perdonad estos tostones que os suelto y que no logro evitar en mis explicaciones.

----------------------------------------------------------------------------

La historia se sitúa en el año 1963. El personaje en el que nace la historia es un misionero natural de Alpartir que se encuentra haciendo su labor en Japón, tierra hereje. Este misionero mantenía correspondencia con la maestra de su pueblo natal. A través de esta correspondencia, la maestra se enteró de que, en el mismo pueblo donde se encontraba su interlocutor postal, había una muchacha japonesa que se había convertido al catolicismo y quería vivir en un país católico. Tal era su fé y de tal manera había hecho partícipe al misionero, que pronto su historia fue conocida por todos los habitantes de Alpartir que sentían una natural simpatía por la muchacha. La maestra, con la complicidad de todo el pueblo decidió colectar dinero para traerla a España, donde sin duda encontraría la mejor manera para desarrollar su vocación.

Pero el pasaje de avión resultaba muy caro en aquel entonces, y el dinero que se pudo recoger no era suficiente. Así pues, el pueblo se unió, y contactó con un programa de radio conocidísimo en aquella época en la que no todo el mundo tenía televisor. Este programa se llamaba "Ustedes Son Formidables" y es posible que algún lector se acuerde o haya oído hablar acerca de él ya que duró muchísimos años. A través de ese programa se consiguió que gente de toda España donara dinero para la causa y Masako Kimura -que ése es su nombre- consiguió llegar a España donde se hizo monja de clausura como era su sueño.

Pero la historia no acaba aquí. El misionero siguió manteniendo correspondencia con la maestra y le contaba la tristeza en la que se hallaba la familia de Masako que no había entendido su vocación, y además tenían la inquietud de no saber nada del país al que había ido a parar la joven.

Nuevamente a través del citado programa de radio, se instó a todo el país a que se enviaran postales asegurando que la muchacha iba a ser muy feliz en España y mostrando las maravillas del país. Se recogió una cantidad inmensa de postales de toda España, y un cartero de Alpartir las llevó personalmente al Japón, donde tras un larguísimo y epopéyico viaje fue recibido como un héroe, llegando su historia a todos los rincones del país oriental. Al parecer la familia logró comprender lo que para Masako suponía ese cambio, y se contentó. (Tampoco creo que les quedara más remedio.)

Masako Kimura reside actualmente en el convento de las monjas clarisas de Arnedo.

---------------------------------------------------------------------------------

¿Es o no es una historia maravillosa?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

papa_cartwright -

Tengo entendido que la historia del cartero de Alpartir se convirtió en largometraje cinematográfico, de hecho incluso llegó a emitirse en TVE1 el 4 de enero de 1968. ¿alguien sabe algo de esta misteriosa película? ¿director? ¿es un documental? No hay datos de ella en ninguna parte.

Carlos -

Hola, yo conozco la historia y tengo mucha información de ella. Si quieres contactar conmigo puedes escribirme a carlos-mc@mixmail.com
Mi abuela materna era del pueblo, y tengo familia y muchos conocidos allí. Voy a Alpartir siempre que puedo, sea de fin de semana, puente o vacaciones.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cide -

tu corrección me alegra mucho, porque me fascina esta historia y quiero conocerla con detalle. Me alegro de haberla escrito.

Gracias cigüeña, te debo una.

Athe -

Muy bien, cigüeño.

Pero fueron las postales las que convencieron al padre de Kimura para que la dejara venir a España. En Alpartir hay una plaquita que recuerda lo que pasó. Tengo la suerte de conocer a una protagonista de la historia. Me hizo mucha gracia que tú supieras lo que la historia.
Gracias pequeño. Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres