Blogia
Cide Hamete

Hubo un accidente y se perdieron las postales.

Corría el año 95, yo tenía 19 años y una novia maravillosa. Ella se fue de vacaciones con una amiga. Conocieron gente muy interesante ese verano. Cuando volvió me juraba que me había echado de menos y que me había escrito un par de postales que nunca me llegaron. Siempre la creí, incluso ahora. No sólo creo lo de las postales, sino que además sigo creyendo en su palabra de que me fue fiel en todo momento. Sí, aún mantengo fidelidad a esa inocencia mía. Pasaron 5 ó 6 semanas y me dejó. Necesitaba otras cosas, decía.

Unos meses antes, había sonado en la radio "Ruido". No tengo nada que reprocharle a Joaquín Sabina, porque luego me ha acompañado en otro momentos, y no todos han sido desagradables. Recuerdo especialmente uno.

 ------------------------------------------

...

Hubo un accidente, se perdieron las postales,
quiso Carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
son el mismo repetido
y con tanto ruido
no escucharon el final.

Descubrieron que los besos no sabían a nada,
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos,
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.
...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

acróbatas -

A veces me da miedo ver cómo una canción sabe tanto de mí... es la magia de la música...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres