Blogia
Cide Hamete

...

Ayer llegué a casa cansado. Me senté en el sofá y comencé a aburrirme. El aburrimiento llenó mi cabeza de pensamientos y preocupaciones. Estiré el brazo hasta la mesa, cogí el libro que allí había y lo abrí. A los dos minutos ya no era capaz de recordar qué asuntos eran los que me preocupaban.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Irenia -

:-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres