Blogia
Cide Hamete

Chupitos de mora.

No me había hecho caso en toda la noche, pero de repente se dirigió a mí.

- Ven, Cide, ven conmigo a tomar algo a la barra -dijo ella-. Y se fue sin esperarme, consciente de que si ella me dice ven, lo dejo todo.

- No te lo he dicho antes, pero hoy estás muy guapa.

Sonrió, y eso me dio confianza para seguir halagándola.

- No me he acercado en toda la noche porque te he visto rodeada de pretendientes y no he querido importunar. La verdad es que no me extraña que te pretendan.

- No seas idiota, anda. -Me respondió con una sonrisa vergonzosa mientras se sonrojaba.

- Eres la única chica a la que consigo sonrojar.

- Bueno, es que me sonrojo enseguida.

- A mí me encanta hacer que te sonrojes.

- Hala, venga, déjalo -dijo riendo como si yo estuviera gastándole una broma.

 

Entonces me atreví a ser más directo.

- Algún día me vas a tener que tomar en serio.

- Venga, brindemos, tomemos el chupito y vayamos con el resto a seguir con la marcha.

Entonces sonreí y le besé la mejilla. Su reacción fue de lo más tranquila y natural. Brindó conmigo, se bebió de un trago un chupito repugnante de licor de mora y volvió con el resto del grupo. Yo la seguí, naturalmente, pero mi cabeza ya no respondía más que al recuerdo de ese momento en el que mis labios tocaron su piel.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Alicia 2.0 -

OOOhhhhh
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

acróbatas -

Parece un momento de película... Debe ser alguien muy especial...

Beso...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres