Blogia
Cide Hamete

¿Para qué sirve hacer un blog?

Llevo varios años escribiendo (o haciendo algo parecido a escribir) en el foro de Lectores. Con la aparición de los blogs yo me planteé qué aportaba el invento sobre los foros. La realidad es que no aporta nada, y sin embargo aquí me tenéis estrenando un blog. Supongo que esto es una cosa que hay que hacer porque te apetezca, sin más. La realidad es que lo que debería hacer en este momento es terminar de ordenar la casa, que la tengo hecha un zarrio, y estudiar inglés, que por mucho que me empeñe lo tengo muy oxidado. Sin embargo me encuentro sacrificando esto y la posibilidad de una siesta por escribir un artículo en un blog que nadie ha de leer.

En fin, supongo que tendré que contar algo con más sustancia. Esta semana me he deleitado con el disco de homenaje a Javier Krahe "Y todo es vanidad". En estos discos de homenaje lo normal es que te acaben gustando sólo 4 ó 5 canciones. En este caso no es de otra manera. Me parece sensacional la canción que da título al disco cantada por Rosendo. Rosendo es uno de esos tipos de los que es raro oir hablar mal. A veces me pregunto si tendrá o habrá tenido enemigos. Lo conocí allá por el año 98 en El café del Prior. Era un ciclo sobre rock y vi una persona tímida, simpática y sincera. Sólo se cabreó, sin alterarse, sin perder la simpatía ni mucho menos la compostura, para responder a un asistente que preguntó qué opinaba sobre ciertos músicos que se dicen "roqueros" y que acaban grabando con la orquesta Topolino, en clara referencia a Miguel Ríos y a su "Big Band Ríos" que se promocionaba en aquel entonces. Rosendo, a quien no le sentó demasiado bien la pregunta se limitó a decir lo que es obvio, que Miguel Ríos es y ha sido alguien importante en la música en castellano, y que muy poca gente se puede permitir el lujo de poner en duda la calidad de cualquier cosa que haga.

Hacía apenas unos días había salido en televisión haciendo una versión del "Maneras de vivir" con Platero y Tú. El sonido fue horrible y la presentación de Natalie Seseña con chupa de cuero y litrona en la mano, una colección de tópicos acerca de lo que es un roquero. Rosendo reconoció que la propia Natalie le pidió disculpas, aunque él tenía muy claro que detrás de un papel como ese, había un guionista torpe. Por su parte, Rosendo decía estar muy satisfecho de que, aunque fuera sólo durante unos minutos y de muy mala manera, el rock hubiese estado presente en una ceremonia de premios hecha por y para la industria, por y para el negocio, sin que importase demasiado el arte. Un gran tipo el de Carabanchel. Su hijo es -al menos entonces lo era- rapero. "No lo pude evitar" asegura Rosendo.

---------------------------------------------------------------------
Gracias a mi conducta vagamente antisocial
temo no verme nunca encaramado a un pedestal:
no alegrará mi efigie el censo de monumentos,
no vendrán las palomas a rociarme de excrementos.

Javier Krahe "...Y todo es vanidad"
-------------------------------------------------------------------
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Un gato errabundo que aprende leyendo -

No hay ningún secreto: Además de intentar actualizar mi pequeña bitácota, suelo leer con atención los escritos ajenos, sobre todo cuando el autor o autora, cuida todos los aspectos lingüísticos del mensaje que desea transmitir.
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cide -

Me sorprende un comentario tan rápido al primer escrito que cuelgo. Gracias por la visita

Un gato errabundo que aprende leyendo -

"Sin embargo me encuentro sacrificando esto y la posibilidad de una siesta por escribir un artículo en un blog que nadie ha de leer", escribes.

...sin embargo yo te he leído y tus palabras me han resultado próximas.
Gran Krahe... Suelo escucharlo a menudo (en estos momentos suena junto a mí "El cromosoma"...)
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres